miércoles, 14 de septiembre de 2016

Reciclando una lampara de techo. Parte II



Una vez terminado todo el proceso de pintado, hay que continuar con la parte eléctrica. Los casquillos que había en la lámpara, estaban quemados. Posiblemente por el uso de lámparas de una potencia superior a la máxima del casquillo. De todas formas, hay que comprobar el cableado. Después ponemos los casquillos nuevos y las pantallas. Y de esta manera se acaba la labor.



Reciclado y tuneado de lampara de techo



Reciclado y tuneado de lampara de techo



Como se puede apreciar, el casquillo plástico esta casi derretido. Esto es lo que ocurre cuando ponemos una lámpara de 60W en un casquillo de 40W. Normalmente se indica en la lámpara o en los casquillos la potencia máxima que soporta el casquillo. Pero tenemos la costumbre de no hacerle caso a la etiqueta, o comprar lo primero que se parece a lo que tenemos. Aquí vemos el resultado.


Reciclado y tuneado de lampara de techo


Para comprobar el cableado solo necesitaremos un tester, de los más normalitos. La forma de comprobarlo es poner el tester en modo continuidad o resistencia. Tenemos que comprobar que haya continuidad entre un cable de los de la entrada, y otro en el casquillo. Pero que no haya entre el mismo de la entrada y el otro del casquillo.






Reciclado y tuneado de lampara de techo


El tester que he utilizado es de los más baratos, analógico (con aguja). Para medir continuidad no necesitamos más. Si ponemos las puntas de prueba en los dos cables de la entrada, y vemos que la aguja se mueve, eso quiere decir que hay algún cortocircuito en el cableado. En algún punto los dos cables están conectados. Habría que comprobar cable a cable cual es el defectuoso y sustituirlo.





Reciclado y tuneado de lampara de techo


Comprobado que todo funciona bien, le ponemos las pantallas y disfrutamos del trabajo. En nuestro caso hemos puesto pantallas que se sujetan directamente sobre la bombilla. Para evitar roces en la base de la lámpara durante este proceso, he colocado la lámpara sobre un rollo de precinto (dos núcleos de rollo en realidad).






Reciclado y tuneado de lampara de techo


Puesta y encendida. Se me olvidaba comentar que es muy importante que os fijéis bien en el casquillo, en el momento de la compra. Los más habituales hasta hace poco eran los que se desmontaban mediante rosca. Pero ahora también hay que usan un sistema de clic plástico. Si no veis claro como se desmonta, comentarlo con el vendedor, y así no tendréis sorpresas cuando abráis la bolsa del casquillo.




Reciclado y tuneado de lampara de techo


El efecto de envejecido se ve acentuado con la luz encendida. En la foto se aprecia un efecto oxido que anteriormente no se apreciaba. También se podría haber desgastado con lana de acero, quitando la capa de pintura. Asomaría el dorado metálico de la lámpara original. Dependiendo del color elegido para la pintura, puede dar una buena combinación.






Reciclado y tuneado de lampara de techo


Aquí se puede apreciar el sistema de sujeción de la pantalla sobre la bombilla. Es un sistema cómodo, que evita la colocación de más elementos en la lámpara para la sujeción de la pantalla. Unos alambres sujetos a la estructura de la pantalla, abrazan la bombilla, manteniéndose de esta manera sobre ella.






Reciclado y tuneado de lampara de techo







Y esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado, y animaros a emprender un proyecto similar, porque el resultado merece la pena. Recordar que siempre se puede volver a pintar encima o retirar la pintura si no os gusta cómo va quedando. Experimentar es algo que casi siempre sale bien, y se aprende mucho.
Hasta otra.

2 comentarios :

  1. Muy didáctico y el resultado impresionante.

    ResponderEliminar
  2. Hay que dar las mayores facilidades para que la gente se atreva a empezar en esto del apaño-bricolajero. Gracias por el comentario y por tu visita.

    ResponderEliminar